El año empieza siempre el 8 de enero, que es el día oficial de vuelta al colegio y, por tanto, el día en que las familias conviven de nuevo en pacífica armonía. Bueno, más o menos. Porque las estadísticas dicen que, junto con septiembre, enero es el mes del año en que más divorcios y separaciones se producen. Realidad : La vuelta de las vacaciones dispara el adormecido odio que se ha ido fraguando durante las largas e intensas jornadas de compañía mutua. Días enteros con la pareja donde se puede llegar a echar de menos hasta al jefe. Por algo España es el tercer país de la Unión Europea donde más han aumentado los divorcios en los últimos años con una imparable caída de los matrimonios católicos que ya no llegan al cuarenta por ciento del total de los enlaces. Un desastre nacional. 
Realidad Divorcio
Pero aún así el comienzo de año se marca como el principio de muchos objetivos a cumplir. Quizá el de separarse haya sido uno de ellos, así que enhorabuena a los afortunados.
En lugar de crear una lista irreal de propósitos que frustran al personal (adelgazar, dejar de fumar, hacer deporte y aprender a hablar inglés como si fuera a contratarte una gran empresa internacional) he decidido elaborar una lista rejuvenecida y más acorde con los tiempos que corren.
Aquí mi lista de des-propósitos para 2015.
  1. La vida se mide en tiempo. Deja de perderlo en cosas que te hacen infeliz.
  2. Manda a la mierda y di “no” con más frecuencia. Ya está bien de intentar agradar a los demás todo el rato. Los psicólogos lo llaman asertividad y yo he ido a unos cuantos.
  3. No esperes demasiado de los demás. No todo el mundo es como a ti te gustaría.
  4. Llama a tu compañía de telefonía móvil para poner más líneas. Hazte amigo de la operadora u operador. Pídeles, una y otra vez, que te repitan esa información tan interesante. Todo el rato. Después pregúntales qué hora es en Tegucigalpa. Confúndelos.
  5. Deja de hacerte el digno dando la callada por respuesta. ¿De verdad decir lo que sientes es sinónimo de indignidad?
  6. No dejes de salir con tus amigos incluso a hacer el ganso. Lo de cuidarse en exceso es una mamarrachada similar a no hacerlo en absoluto. Cuando este año vuelvan a anunciar el fin del mundo, piensa en que una de éstas va a ser la buena. Que no te pille EL GRAN FINAL comiendo arroz integral.
  7. Confiesa que no has visto ninguna de las series que están súper de moda y ya deberías haber visto. Con la frente bien alta.
  8. En cambio, di que pierdes horas mirando La casa de tus Sueños y Cambio Radical en Divinity (y también el programa ése de los vestidos de novia).
  9. Si tienes perro pasa más tiempo con él, hasta que las babas se te resbalen por la cara. Eso es el amor.
  10. Haz un deporte que no practique nadie. Invéntalo, siéntete pionero. Por ejemplo, cuando llegues el lunes a la oficina comenta en secreto que has empezado a hacer  yogarunnismosubacuático y que está súper de moda en los gimnasios de Tokio.
  11. Lo mismo con la dieta. Invéntate una y expande tu credo. Yo propongo la de chupar tizas durante una semana. No vale limpiarse los contornos de la boca.
  12. No dejes tus proyectos personales por nada ni por nadie. No merece la pena y acabarás arrepintiéndote.
  13. Ve a las rebajas. Compra todo lo que te guste de una gran multinacional y no puedas permitirte. Estrénalo con la etiqueta por dentro y devuélvelo a la semana siguiente. Mejóralo escribiendo a boli en la etiqueta interior: PUTOS CAPITALISTAS.
  14. Viaja. No hace falta ir muy lejos ni tener mucho dinero para descubrir lugares y paisajes diferentes.
  15. Canta en la ducha.
  16. Dúchate con alguien de vez en cuando. Que cante peor que tú.
  17. Ve a conciertos. No hay nada mejor que la música en directo.
  18. Prueba a tener sexo con un montón de personas diferentes mientras aseguras a tus amigos que estás en una etapa de autoconocimiento interior en la que no te permites las relaciones carnales. Mira una peli de Lenny Kravitz y arráncate los ojos.
  19. No compruebes si tu ex tiene un Badoo: lo tiene.
  20. Cómprate un loro y enséñale a decir “que viene el de la coleta” todo el rato. Cuelga un video en youtube y hazte rico. Después, libera al loro y con el dinero ganado cómprate un tigre de bengala. Ve al Congreso.
  21. Créete las estadísticas de crecimiento económico y desempleo si quieres ser feliz. No las creas si quieres ser libre. 
  22. Sé (un poco más) exigente con los demás y (un poco menos) cruel contigo mismo. Todos saldréis ganando.
  23. Ve a comer el domingo con tu cuñado. Dile que no tiene ni puta gracia y que, además, tu hermana ha dicho que la tiene pequeña.
  24. Da un beso en la frente a tu madre y vuelve al domingo siguiente. Tú eres el preferido.
  25. Practica el cinismo.
Recuerda que los días de falsa alegría y gozo infinito por fin han llegado a su fin y que tienes todo un año por delante para volver a complicarte la vida. Ilusiónate con cada pequeña cosa que te suceda a partir de ahora, porque nunca nada se repite. Si todavía no has pensado en separarte, estás súper enamorado y ves estrellas fugaces cuando lo/la miras, échale un polvo sobre la mesa de la cocina mientras gritas con el puño alzado ¡Por mí y por todos vosotros!
photo by:
  • http://www.blogger.com/profile/17302326449883643465 Jesús Yissuko

    Cada vez que te leo, mas grande me pareces… Y por si te interesa como aporte personal, en soltado alguna que otra carcajada. Qué menos que agradecer una risa regalada: Gracias por compartir la lista de des-propósitos.

  • http://www.blogger.com/profile/08842625485504368859 Key Hunters

    Voy a inventar uno de esos deportes que dices. Me voy a hacer rica.

  • http://www.blogger.com/profile/11027984875088966404 Holden

    Yo más que hacerme propósitos elijo libros que quiero leerme antes de que acabe el año.

    Muchas veces uno no se hace el digno dando la respuesta callada, simplemente no le merece la pena entrar en discusiones.