Cuando una amiga (o amigo) me dice que se ha enrollado con una persona que besa mal -los amigos no decís eso, la verdad, sé que os conformáis con pillar- siempre la disuado de no seguir conociendo al varón en cuestión con la misma premisa: si besa mal, follará mal. Mejor, no lo intentes.
Puede que yo sea algo radical en este asunto y que haya excepciones, pero, en general, es así. Y con ello no quiero decir que si besa bien va a ser el amante más satisfactorio del mundo. Pero, al menos, algo lleva aprendido.
The Kiss
Mi teoría es la siguiente: si un hombre no sabe coordinar lengua, labios y respiración, qué hará cuando tenga que colaborar activamente en la consecución de un orgasmo de su compañera de cama. El orgasmo femenino no es cosa de principiantes, hay que saber usarla (la cabeza, se entiende). Claro que, los hay inocentes que se conforman con un “Ahhh! Oh, sí, sí!” para autoconvencerse de que lo han conseguido. Qué poco favor nos han hecho las mujeres fingidoras de orgasmos a las demás. “Pues a mí ex se la metía así dos minutitos y acababa como una fiera.” Como una fiera de desesperada la pobre.
No puedo hablar  de cómo besan las mujeres porque las pocas a las que he besado eran mis amigas y además estaban muy borrachas. No las juzgaré, pues estoy segura de que pueden dar mucho más de ellas mismas.
Los tipos de hombres que besan mal son los siguientes:
         Boa constrictor: Es el que te aprieta contra él con tal fuerza que podría partirte todos y cada uno de los huesos del cuerpo si en un arrebato de valentía decides llenar los pulmones de oxígeno. Te sujeta por la cabeza para dirigir tus movimientos y te empuja contra una pared para evitar que salgas huyendo. Suelen meter la lengua modo “taladro” llegando incluso, a arrancar de un bocado la campanilla de la chica.
         Los descoordinados: El tipo de personas que se empeñan en ir en sentido contrario al que vas tú, como rehuyéndote. Que pasas la lengua para la izquierda, se te escapa para la derecha, que la subes, él la baja, que giras la cabeza para un lado, él hace lo mismo y te das un golpe con su cabezón. No estamos jugando al pilla pilla, por favor.
         Fast and Furious: Esos que te meten la lengua con tal velocidad y fuerza que es difícil seguirles el ritmo. Convierten el morreo en una especie de lucha de lenguas cuyo objetivo es conseguir el K.O del adversario. Si presentas agujetas en la mandíbula al día siguiente plantéate el sexo como un excelente deporte quemacalorías.
         Cocodrilo. Es el que abre la boca más de la cuenta para proceder al acto besatorio y consigue que te sientas como un bebé intentando succionar con tu boquita un enorme pezón para poder alimentarte. Sientes que en cualquier momento su boca te va a absorber y vas a desaparecer entre sus entrañas.
         Besugo. Es el contrario al cocodrilo. No abre la boca lo suficiente y te dedicas a chupar parte de su cara intentando acertar con su boquita de piñón. Es frecuente acabar chupando bigote o barba y tragarse algún que otro pelo. Si se te presenta alguno de estos casos, quizá tengas que admitir que existe una diferencia física infranqueable para que vuestro amor triunfe.
         El perrillo lamedor. El que te suelta una lametada de vez en cuando en toda la puta cara. Y además sonríe, como si acabase de hacer algo súper gracioso. ¿De verdad, a alguien le pone eso?
DSC_4851
          El tatuador. Ése que se toma la confianza de dejarte un enorme chupón el primer día que te enrollas con él y te jode el resto del fin de semana. Marcan a su presa para demostrar que es suya. Son posesivos, empiezan así y acaban dejando su cepillo de dientes en el vaso de tu baño.
          El explorador: El que se dedica a pasear su lengua por todos y cada uno de los rincones de tu boca inspeccionando cada elemento: por ejemplo, les encanta pasar la lengua por el filo de los dientes para comprobar que no te falta ninguna pieza. Resulta bastante desagradable, pero sí se empeña puedes pedirle que revise que tienes todos los empastes en su sitio.
         Mordisquitos: Tiene un trauma adolescente.  Ha leído en alguna Súper Pop que pegar un bocado de vez en cuando nos pone mogollón. Es su truco estrella y lo repite hasta la saciedad: mordisquito en cuello, mordisquito en la punta de la nariz, mordisquito en la mejilla, mordisquito en la oreja, mordisquito en el labio de abajo. Si algún día le practicas sexo oral es el momento perfecto para tu venganza.
          Están los que usan demasiado la lengua y luego están los que no la usan en absoluto. Son los socorristas: no te besan, te hacen el boca a boca. Lo bueno que tiene la lengua –aparte de que es un poderoso órgano sexual, una especie de apéndice del pene o el clítoris- es que sirve para ir recogiendo las babas antes de que se empiecen a escurrir por la comisura de los labios. Si el muchacho no usa la lengua y convierte el beso en un ejercicio de reanimación respiratoria, plantéate que padece algún disfunción eréctil.
Landscape
–    El pajarillo. El que da picos. Sólo picos. Llamadme loca pero que te besen como lo hacen tus abuelos a mí no me da morbo ninguno.
        Los sobones. Son los que por estar besándote contigo se creen en el derecho de meterte mano hasta por debajo de la ropa (interior). Está bien que acaricies y toques a la chica en cuestión, pero de ahí a meterle la mano por debajo de las bragas en medio de un pub hay un trecho. Los sobones son el ejemplo perfecto de “pan para hoy, hambre para mañana”. Intentan abarcar tanto el primer día que ahuyentan a la mujer que puede llegar a sentirse mancillada por el degenerado ése. Lo más probable es que no haya polvo.
–     El tímido. Una cosa es respetar y otra mantener un radio de seguridad excesivo. Vale que no le desabrochéis el sujetador a la chica en público, pero, agarrar un poco y arrimar -discretamente- cebolleta es básico para coger confianza. Las manos en los bolsillos sólo para sacar la cartera.
        Los halitósicos. Lo siento mucho por si alguien padece halitosis de verdad, pero un hombre al que le huele mal el aliento o no tiene la boca limpia espanta más que todos los anteriores grupos juntos. Que alguien saque a pasear su lengua dentro de tu boca y que puedas reconocer que el cocido que comió ayer estaba necesitado de sal es como para abofetearlo hasta la muerte. Por suerte, es fácil comprobar que a una persona le huele el aliento sin tener que llegar a un intercambio de fluidos –aunque es verdad que los efluvios etílicos de la noche pueden disimularlo bastante-. Lo mismo pasa si no tiene los dientes perfectamente limpios. Fijaos muy bien en esos pequeños detalles que pueden convertir la alegría por tu conquista en uno de los momentos más desagradables de tu vida. Si no se lava la boca, qué no hará con lo que esconde debajo del calzoncillo.
Mis amigas son gente buena, comprensiva, que incluso en circunstancias difíciles se han ofrecido para colaborar con el muchacho en cuestión e intentar enseñarlo a mejorar su técnica. Puede que la primera vez fuese mal debido a los nervios, a la borrachera o a la acumulación de sangre en la entrepierna, pero si la segunda vez vuelve a cagarla y decidís seguir intentándolo, a mí no me llaméis para contarme que lo habéis pillado chupando vuestros tacones, le gusta que le azotéis en el culo o se lo pasa bien con el sexo tántrico.
photos by: & ,
  • Jarko

    joer, qué trolls (Pablo, Morfeo, Niño…) más intelectualizados tienes en este blog… y casi tan divertidos como tus textos!!!
    Enhorabuena.
    ¡¡Vaya level!!!

  • http://www.blogger.com/profile/07854309688974658037 Mireia Costillas

    Como me he reído Diana, vaya salidas tienes tía!! Desgraciadamente (o no, según como se mire) he tenido el gusto de probar algunos de ellos, pero leyendo tu artículo recordaba cada uno de estos personajes como si hubieran sido aventurillas reales, vaya genio y qué risas diooos
    Un besito

  • http://www.blogger.com/profile/12381411016457667971 A whiter shade of pale

    A mí me gustan los mordiscos, de esos que apenas aprietan y terminan con unos labios jugosos resbalando y succionando delicadamente al desprenderse de mi cuerpo…, no las dentelladas… Y sólo una chica ha sabido hacerlo como le expliqué que me gustaba, aún así no tomé a las otras por salvajes… pero esto ya degenera, no era a donde quería llegar..

    Como dicen Pablo, Aenima y JNiño, parece haber una licencia tácita para ridiculizar al hombre… lamentablemente.Si pedimos igualdad de trato, debemos ser capaces también de ofrecerla. Por lo demás, entiendo que es una entrada para reírnos de nosotros msmos, y de vosotras mismas también… Y el blog me sigue gustando…

  • http://www.blogger.com/profile/17588921930765196347 Pere Alegria

    Muy buen artículo Diana, la lástima es que no podré saber como besas tú de verdad… sigue con tu pizca de humor en la vida 😉

  • http://www.blogger.com/profile/04289358842997750836 JNiño

    Hola Diana. Creo que suscribo todas o casi todas de tus afirmaciones en muchos aspectos de la vida, o al menos como las planteas. Aunque ese texto es en clave de humor por desgracia parece que está de moda que los hombres o al sexo masculino se le pueda ridiculizar. Es algo que no me parece correcto, al igual que no me lo parece cuando se afirma que una mujer es una golfa por disfrutar con cuantos hombres o mujeres desee. Considero que el machismo se combate con leyes, respeto e igualdad de derechos. Pero no equiparandose a el. Este texto es en clave de humor, yo no me he reído sino que me he imaginado en las situaciones pero no en el lado del hombre, ya que te puedo asegurar que casi cada caso descrito me lo he encontrado en la parte femenina. Y créeme también que todas ellas luego tuvieron algo escepcional, cada una a su manera. Sólo quería compartir eso. Gracias por leer y sobre todo por tu blog.

  • http://www.blogger.com/profile/13222249444755534426 Aenima Morfeo

    Hola Diana, me gustó bastante tu artículo sobre el aborto pero sin embargo tengo que decirte que suscribo plenamente lo que expone Pablo García. Él hace en mi opinión una brillante exposición, carente de humor pero basada en principios básicos de psicosexualidad. Creo que tanto en este artículo como en muchos otros usas el humor como pretexto para menospreciar y ridiculizar al género masculino y lo más triste no es eso sino que como vivimos en una sociedad frívola y superficial en la que se le da más importancia a la forma que al fondo, nunca te faltaran seguidores que digan “no hay que tomárselo tan a pecho, es simplemente un texto humorístico”. Bueno pues sí, es un texto humorístico pero el humor no se puede convertir en una especie de patente de corso o de recurso limitativo o exonerador de responsabilidad para la persona que escribe. Una cosa es meterse contra Gallardón, que se lo tiene bien merecido y otra distinta cargar las tintas contra “los chicos que besan mal”, entre ellos los halitósicos, que bastante tendrán los pobres digo yo. Dicho esto te voy a contar una anécdota que espero sea tan divertida como constructiva:

    Hace poco quedé con una chica y después de unas cuantas cervezas nos empezamos a besar, al hacerlo ella me mordió el labio inferior con cierta fuerza, ¡¡joder me va a arrancar el puto labio!! pensé. Sin embargo yo tenía claro que no lo había hecho con mala intención, solo se dejo llevar por el frenesí del momento, se ve que había ido acumulando tensión sexual a lo largo de la noche y estalló en aquel gesto de cariño descontrolado y salvaje. Así que no la reprendí por ello sino que la dije: “Tienes que hacerlo más suavecito, así me haces daño” y seguidamente la conmine amablemente a que aliviara el dolor de mi lesionado labio con besos balsámicos. (Los besos balsámicos son como los besos normales pero se ejerce menos presión y se aplican con la finalidad de aliviar las lesiones del cuerpo o también, por qué no, del alma). La cuestión es que en ningún caso aquel percance pudo suponer impedimento ninguno para que posteriormente tuviéramos una relación sexual plena y satisfactoria. Por eso mi opinión es que deberías ser menos expeditiva con los chicos que besan mal y corregirles en lugar de castigarles con la abstinencia post-beso, que nunca es buena, claro que tú eres libre de yacer con quien te plazca, faltaría más, pero sería interesante que valoraras el hecho de que el fulano que te besa no es un objeto ni una mercancía sino una persona, en este caso un hombre que tras experimentar la desazón del anhelo frustrado lo más probable es que quede psicológicamente desorientado, anímicamente atribulado y fisiológicamente emponzoñado, pues como decían los clásicos respecto a los efectos fisiológicos: “Semen retentum venenum est”.

  • http://www.blogger.com/profile/08736769243498130559 Pablo García

    Si se tiene un problema de este tipo, sólo con comunicación, comprensión, paciencia y cariño puede ser solucionado. No creo que la humillación gratuita y ruin, como haces tú, en este post, sea una postura digna de respeto ni que deba tomarse con sentido del humor, sino más bien debe ser rechazada de plano. La empatía y el “religioso” respeto que exiges para tu persona en otras entradas, brilla por su ausencia en textos como éste. El valor no se predica sino que se practica. Y si no eres capaz de entender algo tan simple como esto, quizás el problema lo tengas tú misma. Hay personas que necesitan más que un par de someras indicaciones de su pareja de cama para poder llegar a conocerla mejor íntimamente, como por ejemplo, algo más de tiempo que otras personas, porque la única manera de aprender a estimular correctamente a la pareja es ensayando y preguntando. Quizás tú no has tenido problemas en tus relaciones con tus parejas, pero ello no debe servir de óbice para exhibir una actitud tan obscenamente presuntuosa. Ese escrupuloso respeto que pides para ti, vuelves a negárselo a terceros, al hacer referencia de manera sutilmente despectiva a ciertas prácticas que puedan realizar algunas parejas y en las que éstas puedan encontrar más excitación que con el “sexo convencional”. Me parece una actitud obtusa e hipócrita por tu parte. Tanto que hablas en otros post de la “liberación de la mujer” y de otras cuestiones, olvidas que todos tenemos fantasías eróticas y que nadie debería juzgarte por ellas y por querer llevarlas a cabo. Al menos yo no me siento con la autoridad moral de decidir si esta práctica o esta otra (azotar o sexo tántrico) es más o menos merecedor de ser respetado que tus fantasías o las de cualquier otra persona. Quizás tú sí; lo desconozco. Me gustaría que me corrigieras si es que estoy sacando conclusiones precipitadas, en cuyo caso no tendré problemas en rectificar y disculparme por ello.

  • http://www.blogger.com/profile/08736769243498130559 Pablo García

    Antes de nada quisiera felicitarte el año nuevo y darte la enhorabuena por el éxito que está teniendo tu blog y por tu manera tan vibrante de expresarte. Discrepo con muchas de las cosas que publicas y sobre todo del “cómo” las dices, pero creo que leerte merece la pena, porque considero que siempre se puede aprender de los demás -incluso de aquellas personas antagónicas a uno mismo-, ya sea para templar la propia postura sobre un cierto tema, o para reforzar los propios posicionamientos.

    Dicho esto, quisiera hacer una serie de matices en lo que has tratado de explicar en esta entrada con tanta elocuencia. Bien; yo no creo que “puede” que seas “algo radical”, sino más bien que tu postura es absolutamente extremista en estos asuntos. No comprendo el razonamiento que haces -que sabiamente tú misma pones en duda- respecto de la presunta correlación directa entre besar mal y no ser un buen compañero de “sábanas”. Hay un punto de ese “razonamiento” en el que me pierdo y no soy capaz de encontrar el camino que una las “¿premisas?” con la conclusión.

    Para hablar con tanta soltura de sexo, me parece a mí que estás cometiendo un error de bulto al olvidar que nadie nace aprendido, y eso es algo que se aplica a todos los aspectos de nuestras vidas. Si bien es verdad que todos llegamos al mundo con un cierto talento o habilidades innatas para la realización de una o varias tareas específicas o para desenvolvernos mejor en un área concreta del conocimiento, esta realidad es dudosamente predicable respecto del sexo, en el que todos sin excepción cometemos muchos errores. Resulta sangrante, por el hedor de soberbia desprendido, esa actitud pretenciosa que muestras al decir cosas como “(…) si la segunda vez vuelve a cagarla (,,,)”. Ciertamente, los hombres y mujeres somos tan iguales en algunas cosas (libertades, derechos y obligaciones), como diferentes en otras: anatómica y sexualmente, nuestros cuerpos son muy diferentes y funcionan de una manera muy distinta. Las mujeres sois sexualmente mucho más complejas que nosotros (y está científicamente comprobado que es mucho más difícil conseguir que una mujer llegue al orgasmo que un hombre), pero aun siendo así también cada mujer y cada hombre es diferente de sus semejantes, en su manera de percibir la realidad y en su manera de sentir, de experimentar, de desear y de vivir el sexo.

    Partir de la (torpe) base, como haces, de dar por sentado que nosotros lo sabemos o debemos saber todo y además hacerlo perfectamente bien, es tan absurdo y desconsiderado como pretender que cualquier hombre con el que tengas una relación sea una verdadera máquina sexual, que no llevará más que a una frustración inevitable. Como también es absurdo, focalizar toda la importancia sobre la consecución del orgasmo, que hace del sexo una experiencia tensionante y que hace sentir al que está en una posición, digamos, más activa, el foco de atención, que se está delegando sobre él/ella toda la responsabilidad y que a la larga sólo lo someterá a una presión malsana que no sirve más que para restarle placer y diversión al asunto, que es lo que tiene que ser.

  • http://www.blogger.com/profile/12302663534207406205 Ignacio Alonso

    Un poco de sentido del humor… no?
    Es verdad que las mujeres suelen caer en hablar genérica y despectivamente de los hombres. Eso no lo comparto porque lo veo un signo de debilidad o un distintivo del “sentirse inferior”, o mejor dicho, de que ellas sientas que los hombres las “sentimos inferiores”. Pero, aunque no la conozco, porque la acabo de descubrir, por lo que leo, creo que Diana se sabe reir tanto de los demás como de ella misma.
    Yo me he reído. A lo mejor es que soy más inteligente…jejejejeje
    Con lo que no comulgo es con las críticas exageradas. Vive y deja vivir no? Lo de ASCO sobra.
    Un beso !

  • http://www.blogger.com/profile/05845887722945905959 Zuleika Hernández Cabrera

    Totalmente de acuerdo!! Es buenísimo tu blog, me encanta! Y sí, pienso como tú, si besa mal, ya no me gusta y me ha pasado muchas veces, y ni quedo más con el chico en cuestión aunque sea muy guapo.

  • http://www.blogger.com/profile/15960666196218874467 samuel arroyo

    Me ha encantado! pero ahora viviré atemorizado el resto de mi vida al besar a una chica!

  • http://www.blogger.com/profile/17646756736908714306 Adria Salvado

    Jajajaja un buen complemento al post, (a partir del minuto 0.49) http://youtu.be/nVOBewHhph4

  • http://www.blogger.com/profile/15256196902916831685 david morondo

    Frustración ósculica. Pues anda que no tiene que besar a gente esta pobre chica para echar un buen polvo…

  • http://www.blogger.com/profile/16416979128680946624 Ferran

    Como hombre que besa bien (ehem) lo suscribo y amplio… algunas chicas besan fatal y lo que llevo peor sin duda es la halitosis temporal o cronica… es la catastrofe… es curioso pero hay gente a la que parece no importarle…

  • http://www.blogger.com/profile/00889635076570265729 ENRIQUE BASTIDAS

    Parafraseando a Rosario: ERES UNA MOSTRUA!!!!
    Muy clara. CHAPEAU!!!

  • http://www.blogger.com/profile/13420457494027572840 Mariana.

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJ ME-MEO
    Inevitable reconocer haberse visto en algún caso jajajajaja

  • http://www.blogger.com/profile/17956072591182273944 teniaquecontarlo

    Creo que te lo has tomado un poco a la tremenda. Este post es obviamente de humor y debe ser tomado como tal, no como una guía para la buena convivencia ni para alcanzar la felicidad eterna.
    Por otra parte, se te ve un poco perdido (o perdida, asumo que eres un hombre porque me ha dado esa impresión). La chica está haciendo un comentario en tono de humor sobre conquistas sexuales. No está hablando de amor para toda la vida ni de amistad. Acaso tú escoges a las chicas (o chicos) que pasan por tu cama por su dialéctica? Si lo haces, te respeto completamente, pero deberías entender que no es una práctica común.

  • http://www.blogger.com/profile/13632737523735646725 Xavi La Raíz

    Dime lo que comentas y te diré cuan impertinente eres:

    -El metomentodo. Aquel que siente la necesidad de comentar todo lo que encuentra faltando al respeto sin darse cuenta de que los lectores de este blog entienden la clave de humor que se está usando y les importa una buena mierda que tu no.

    -El que no se come un rosco y culpa de ello a una chavala cuya única intención es sacar una sonrisa a quien comparta su humor. Además este tipo de impertinente suele besar pésimamente.

    -El resacoso. Aquel que todavía arrastra una curiosa resaca navideña y pretende creer que aún así en algún momento de la mañana será capaz de estudiar algo para sus exámenes de enero, pero de momento lo único que consigue es hojear un blog que le parece gracioso y entretenido, motivo por el cual responde a comentarios que sería mejor ignorar, con la única intención de que dichos comentarios no consigan acabar con tales publicaciones que a algunos nos hacen la mañana más llevadera.

    Diana, tú sigue publicando y haz caso omiso de estos comentarios. Además, estoy seguro de que antes de escoger quien besas ya ha habido una selección del sujeto en cuestión que tendrá en cuenta una combinación de facultades tanto físicas como mentales. Y más de uno besaremos mejor después de leer esto.

  • http://www.blogger.com/profile/13198247162419314109 Ribus

    Que ASCO de gente que elige a las personas por lo bien o mal que besen (o follen…).
    En fin…
    Caí (nunca mejor dicho), en este blog por lo del aborto, con lo que estaba 100% de acuerdo. Pero después de leer entrada como esta… Casi que lo entiendo más. Paso de leer más paridas… ADEU! (Y sigue disfrutando de tu coño, y no de las personas, sí es lo que te gusta tanto).

  • http://www.blogger.com/profile/07700403749050203907 Joan Eiximeno Toledo

    Te has dejado un tipo muy muy importante: hay gente que, sinceramente, no se cómo lo hacen ,pero besan con los dientes. Me ha pasado concretamente dos veces con diferentes chicas y, des de luego, no repetí. Me gusta besar con los labios y con la lengua, llámame raro, quisquilloso etc. pero no me motiva comerme los dientes de la gente. Un saludo! He descubierto hoy tu blog i, a parte, de guapa, cosa obvia, escribes muy bien!

  • http://www.blogger.com/profile/05521778164648672453 RkN

    Hola Diana, veo que has eliminado mi comentario sin darme respuesta. Te pido disculpas porque al releerlo me di cuenta de que parecia agresivo y hasta insultante. Nada mas lejos de mi intención. Lo escribi a toda prisa porque me tenia que ir corriendo y no me di cuenta del tono que adquiría. Lo de “escupir”, me atreví a preguntartelo por ser una práctica “recien descubierta” y, como hablabas abiertamente de sexo en tu post, pues lo lancé así, sin pensarlo demasiado. Pues eso, vayan mis disculpas por delante.

  • http://www.blogger.com/profile/06259790177864679295 Diana López Varela

    jajajja… mi teoría es que si no besa bien no se debe ir más allá, soy de las que piensa que un beso es mejor que muchos polvos. Muchas gracias por leerme y cuidado con los agresivos 🙂

  • http://www.blogger.com/profile/06259790177864679295 Diana López Varela

    Gracias Noelia!

  • http://www.blogger.com/profile/06259790177864679295 Diana López Varela

    Es una caricatura de los distintos tipos…por supuesto que lo normal es una correcta combinación de varios. Lo importante es ir mejorando la técnica 🙂

  • http://www.blogger.com/profile/06259790177864679295 Diana López Varela

    De eso se trata, que penas ya hay bastantes. muchas gracias!

  • http://www.blogger.com/profile/11844559787642017964 Isabel

    Me he echado unas risas. Buena entrada.

  • http://www.blogger.com/profile/17777076150713027607 Noelia Toledano

    Me encanta! Y has realizado un gran estudio antropológico!!!Lo demás, excusas….

  • http://www.blogger.com/profile/16126444379872699767 Overfil

    No es por ser quisquilloso, pero a poco más retratas cada una de las maneras en las que se puede besar a alguien.
    El exceso no es bueno, pero ciertos puntos de algunas maneras de besar que indicar bien mezclados no los considero de un/a mal besador/a.
    Saludos!

  • http://www.blogger.com/profile/15828444257508752372 Aiodi G.

    Jajajaja buenísimo post!
    Yo también me he encontrado con algunas de estas situaciones. El peor fue sin duda, un chico que besaba MUY MUY fuerte y con agresividad. ¿HOLA? Pensé que era por la euforia de los primeros minutos y que luego ya le pasaría.. pero NO. Y luego, toda la semana entera con pañuelos alrededor del cuello… en agosto!

    EH! Y nunca más. O se besa bien, o se besa bien!